Modales en la Mesa

Es extremadamente importante mantener nuestros modales en la mesa, al compartir esta necesidad vital e individual en sociedad con los demás, debemos actuar correctamente y de acuerdo a las leyes de la Etiqueta Social, nuestra conducta reflejará  no solo el nivel de educación adquirida, sino, y mucho más importante, nuestra muestra de respeto hacia los que comparten con nosotros esta aparentemente común actividad.

 

 

 Debemos comenzar primordialmente por nuestra postura al sentarnos en la mesa, controlando nuestra posición y cercanía, esto nos permitirá, no tener que acercar nuestro cuerpo hacia el plato, o hacia la mesa, al punto que pareciera que nos tratamos de subir encima, para lograr alcanzar nuestro alimento…. Recuerden esto, “Nosotros no nos inclinamos y posicionamos nuestro cuerpo “hacia” los alimentos , éstos, nos los acercamos con nuestras extremidades, recuerden, que esto nos diferencia de los animales, que no tienen la ventaja de tener brazos extendibles y manos articuladas para tomar los cubiertos y utensilios”…Mucho menos es permitido -dentro de la etiqueta- el subir los codos encima de la mesa, éstos tienen que mantenerse debajo del nivel de la misma, nuestro cuerpo, debe estar en tal posición, que con sólo un gesto de “corto ángulo” de nuestros brazos, nos acercarán los bocados a nuestra boca.

 

 

 

 

Tenemos que “calcular” la porción de alimentos que portarán nuestros utensilios antes de llevárnoslos a la boca,  por mucha hambre que tengamos, es necesario reducir al mínimo “la carga”, teniendo en cuenta que esa cantidad nos permita poder, con un solo sorbo de líquido … “bajarlo”, en el caso de que alguien nos haga una pregunta o nos pida algo…recuerden que no se debe hablar con la boca llena de alimentos y así evitaremos accidentes, como que nuestra porción salga disparada hacia el que tratemos de hablarle o pudiésemos incluso atorarnos, causando una desagradable impresión , y también poniendo en riesgo nuestra vida.

 

 

 

 

 

 

Es importante, que si comemos pasta , como Linguinis o Spaghettis,  enrollemos en el tenedor, sólo la porción que tomaremos en nuestra boca -sin largos excedentes-  . Es muy desagradable que nos cuelguen largos hilos o trenzas de linguini de nuestra boca hacia el plato y aún de peor gusto es el succionarlos , -emitiendo sonidos- como si fuésemos una aspiradora de espaghettis…Así como no es “elegante” el uso de la cuchara para asistir al tenedor en este proceso de “enrollar” las pastas, aunque en muchos restaurantes les pongan una cuchara para éste propósito, no debe ser usada, esta costumbre es típica de las zonas rurales de Italia…

Así como tampoco se corta la Pasta con el cuchillo y tenedor en pequeños pedazos.

 

 

 

 

 

 

La razón de tomar porciones pequeñas de alimentos, de balancear con la cuchara y con el tenedor al aproximarlos a nuestra boca, no es sólo por las anteriores razones, sino además, porque pudiésemos cometer accidentes de derramarnos la comida encima de nuestra ropa o de la servilleta –en el mejor de los casos-, luciendo como si fuésemos un bebé de pocos meses de nacido que está en sus comienzos de aprender a comer… 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un saludo y espero que este breve articulo les haya sido de agrado y que aparte de haberlo disfrutado , lo más importante, es que lo hayan podido asimilar correctamente. 

 

 

 

Muchas gracias

 

Laura Winder de Lorenzo

 

 

 

********************